Ningún mar en calma hizo experto a un marinero.

Piensa por un momento…
¿Qué sería lo que intentarías o pondrías en marcha si tuvieses garantizado que no ibas a fallar? Si tuvieses la confianza 100% asegurada de que tu proyecto iba a resultar exitoso.
¿Qué harías?

Don Dodger, ingeniero desarrollador para Google, cuenta en su Charla Ted sobre el miedo ante el fracaso, que la filosofía de trabajo de esta gran empresa es la siguiente:

“Conseguir el 60% de metas IMPOSIBLES es mejor que conseguir un 100% de objetivos mediocres”.

En GOOGLE, no exigen a los empleados un acierto garantizado. Les animan a intentarlo. A soñar imposibles y atreverse a ir a por ellos. A probar y equivocarse. Les permiten fallar para llegar a ese 60% de resultados brillantes.

Y es que el perfeccionismo, el miedo a equivocarse, el no intentarlo hasta que se den las condiciones perfectas, matan la creatividad y la pasión.

¿Te has equivocado? ¿Has fallado? ¡Enhorabuena: hoy has aprendido!

Cada día, acompañando a los pequeños Munanis en su desarrollo, afrontamos los errores con curiosidad. Con alegría. Como un momento, casi mágico, de aprendizaje y celebración. Damos permiso a los pequeños para que lo intenten otra vez. A su ritmo. Disfrutando.

Aprendemos a fallar. A gestionar el miedo al fracaso.

Sabemos que así, se va a producir ese instante genial en el que hacen suyo un conocimiento y refuerzan su autoestima.

Entendemos el éxito como una sucesión o cadena de intentos en la que el error, es una de las opciones.

Cuando iniciamos este curso 2017-18, nos propusimos cumplir un reto cada mes. Y este mes, nos hemos dado el permiso de fallar. De no conseguirlo. De celebrar un nuevo intento.

En octubre logramos construir un sistema de compostaje y reducir los residuos orgánicos del cole a cero. En noviembre fortalecimos nuestras defensas aprendiendo a alimentarnos de manera más sana y consciente. En diciembre, aprendimos a empatizar con otras personas y a vivir la navidad de manera diferente.

Quisimos mudarnos a nuestra nueva ubicación y comenzar los trabajos exteriores en Enero, como te comentábamos en nuestro primer artículo de 2018. Pero no ha sido posible… ¡Todavía!

¿Es un fracaso no haber conseguido el reto de enero? ¡No! ¿Es una oportunidad de aprendizaje? ¡Por supuesto que sí!

Las personas que consiguen sus metas, no lo hacen porque estén seguros de que van a triunfar en el primer intento o sean mejores que otros. Las consiguen porque cuentan con:

  • una gran dosis de pasión
  • un propósito
  • un plan
  • permiso para equivocarse, fallar y levantarse. Y aprender de ello.

Llevamos en nuestra mochila todos esos elementos. Y seguiremos persiguiendo el sueño de criar y acompañar a niños felices durante su desarrollo, en una escuela colaborativa que sea además una comunidad para crear lazos y sinergias.

Y con vuestra ayuda, estamos seguros de que lo conseguiremos.

En febrero, seguirán los retos, los aprendizajes y la puesta en marcha de nuevos y emocionantes proyectos.

“El éxito no es el final. El fallo no es algo fatal. Es la valentía de continuar lo que cuenta”

Winston Churchill

¿Te has equivocado HOY? ¡Bien hecho!! ¿Qué has aprendido?
¿Nos lo cuentas en los comentarios?