Diciembre se acaba.

Si te asomas por la ventana, o vas al parque más cercano, podrás ver a los niños estrenando sus nuevos juguetes. Nuevas bicis, patinetes a motor, coches teledirigidos, drones, robots…

Este mes, nuestros pequeños Munanis, se pusieron en los zapatos de Papá Noel, y llevaron la luz de la Navidad a personas que la necesitaban.

Era nuestro reto de Diciembre.

Cantando a los mayores de Cas Metge Rei.

Durante todo el mes, alumnos y profesoras estuvieron ensayando villancicos para poder cantarlos en la residencia de ancianos de Cas Metge Rei de Santa María.

Los mayores, acogieron a nuestro coro de pajes, renos, alces y papá noeles con mucho entusiasmo.

Algunos abuelitos cantaron e hicieron palmas junto a los niños (cosa que motivó todavía más a nuestros pequeños cantores cuando entonaban el “Fum fum fum”, “El valset de la petita puça” o “Sleigh Ride”) y también emocionaron a las profes con su cariño y agradecimiento. Además, obsequiaron a la escuela con un pequeño trofeo de recuerdo y nos invitaron a volver el año que viene. Encantados y con muchísima ilusión, hemos aceptado la invitación.

Este aprendizaje es un regalo que no podemos llevar al parque para enseñar a los amigos ni poner bajo el árbol, pero que sin duda ha calentado el corazón de todos los que hemos participado en la experiencia de dar, en lugar de recibir.

¡Muchas gracias a toda la familia de Cas Metge Rei por haber hecho este reto posible!

 

Recogida de Juguetes en buen estado.

Pero Diciembre no acaba aquí. También hemos estado recogiendo durante todo el mes juguetes en buen estado para entregar a una ONG. Se han donado muchísimos (¡hemos perdido la cuenta!) y todos han sido entregados a INDIG.

INDIG es una fundación sin ánimo de lucro mallorquina comprometida con el respeto a los derechos de los menores. Cuenta con programas de acogimiento familiar, talleres de anti-bullying escolar, programas sobre infancia digna o campañas de recogida de juguetes.

Ellos se encargarán de hacer llegar los juguetes donados por las familias munanis, a otros pequeños que, de otra manera, no recibirían regalos esta Navidad.

 

Felicitaciones navideñas.

La última actividad del mes de Diciembre para inspirar la empatía entre nuestros pequeños y solidarizarse con otras personas que pasarán estas fiestas en los hospitales, fue crear y dibujar felicitaciones de Navidad que se entregaron en el Hospital de Son Espases. Allí, los enfermos internados recibirán nuestros mejores deseos de felicidad y pronta recuperación a través de estas tarjetas.

Como veis, el último mes del año nos ha traído muchas emociones, lecciones y enseñanzas valiosas. Hemos aprendido a conectar con otras realidades, a ser empáticos, a llevar alegría y solidaridad a gente que en estos días se siente sola, enferma, abandonada o poco querida. Hemos reforzado nuestra confianza y aprendido que poniendo el corazón en lo que hacemos, y compartiéndolo con otros, podemos devolver a la infancia a mayores y pequeños.

¡No está mal para el último mes del año! ¿No?

Así que ¡reto superado!

Ahora, cuéntanos tú.

¿Qué te llevas de 2017?
¿Qué has aprendido?

¿Qué es lo mejor que has compartido este año y con quién?

¿Y el mejor regalo que te han hecho este 2017?