Una vez al mes, Xavi Cañellas será nuestra nueva colaboración en el blog. Vamos a conocerle un poco más:

Soy Xavi, el papá munani de la ya no tan pequeña Martina.

Estoy entusiasmado en este proyecto tan bonito, ya que por primera vez he encontrado una escuela donde la prioridad real es la mirada de los niños y niñas. Me propusieron abrir una nueva sección en el blog en el que pudiera aportar mi conocimiento y experiencia con todos vosotros. ¡gracias!

¿A qué me dedico? A la salud.

Llevo muchos años divulgando el mundo de la medicina y de la ciencia y acabo siempre con una conclusión:

La salud es muy sencilla y la enfermedad es tremendamente complicada.

Llegué al mundo del conocimiento científico por necesidad. A los 20 años rondaba diagnósticos de enfermedades crónicas por múltiples alteraciones como migrañas, alergias, litiasis renal, cansancio crónico, dolores musculares, trastornos digestivos, ansiedad y un largo etcétera. Con un guión de vida que no me permitía vivir, con elevados grados de exigencia, responsabilidad y perfeccionismo que me ahogaban en mi día a día.

Me alimentaba con productos comestibles (no con comida), y tomaba un buen cóctel de medicamentos cada dos por tres. En fin, un cuadro.

En mi búsqueda por entender cómo funciona el cuerpo humano, estudié el grado en fisioterapia y un sinfín de postgraduados.

Y el resultado fue que enseguida me di cuenta que un dolor en un hombro o en la espalda no solo tenía que ver con la estructura mecánica: hueso, músculo, ligamento, tendón… sino que existen más factores ahí. Por ejemplo, existe el dolor referido. ¿Qué es esto? Todo el mundo sabe que cuando alguien sufre de un infarto tiene dolor en el brazo izquierdo, ¿verdad? porque medularmente, la zona del corazón se relaciona con ese brazo.

Pues bien, no solo el corazón tiene una zona refleja sino todos los órganos: el hígado, el riñón, el intestino, etc.

Tomé consciencia de cómo el contexto emocional de una persona afectaba a su sintomatología.

Por poneros otro ejemplo: tratando a personas con un conflicto emocional en el trabajo, con la pareja, en la familia, personas con ansiedad, negativas frente a la vida, no mejoraban su alteración en la espalda (aunque le hiciera la mejor técnica de fisioterapia).

Y me di cuenta del gran impacto que la alimentación tenía en los resultados de mis pacientes, un paciente con una alimentación saludable se recuperaba antes que otro. Todo esto hizo que quisiera profundizar en la fisiología y en las relaciones entre todos los sistemas del cuerpo humano, y hacerlo desde el conocimiento científico.

Hace 15 años realicé en la Universidad de Girona (Udg), el Máster en Psiconeuroinmunología Clínica y ahí literalmente cambió mi vida. Tuve profesores expertos de talla mundial, y que aún siguen siendo referentes.

Pero siempre quiero aprender más y más. Era el momento de adentrarme en la conducta humana. Compaginé estudios de neurociencia con formaciones en PNL (programación neurolingüística), hipnosis clínica y terapia sistémica familiar. Y ahí comprendí que el mundo de las emociones no es algo puramente abstracto (como nos vendían no hace mucho tiempo atrás), sino que el sistema emocional produce una respuesta neurológica y hormonal, es decir, neuroendocrina.

Con este cóctel de conocimiento decidí ser valiente y aposté por trasladar a mi clínica la psiconeuroinmunología.

Cogí las riendas de mi vida, de mi salud y resolví todos esos problemas que sufría y entendí y re-aprendí que la vida se puede ver con otros colores. Así que aposté por ello y me lancé a la piscina, formando junto a mis socios y amigos, David, Carlos y Néstor una empresa llamada Regenera (www.regenerapni.com), que tiene dos líneas: la formación y la clínica en Psiconeuroinmunología Clínica.

Somos pioneros en el territorio español, tenemos cuatro clínicas, entre ellas Regenera Mallorca donde paso visita tanto presencialmente como por vía online.

Los últimos años han sido un no parar, he publicado dos libros: “Niños sanos, adultos sanos” y “Alimentación Prebiótica” en Plataforma Editorial, y finalizado el Máster en Biología Molecular y Biomedicina en la Udg. Colaboro como investigador en el grupo de Microbiota y Eumetabolismo del Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI) en el Hospital Josep Trueta de Girona. Co-dirijo la formación en Psiconeuroinmunología y soy docente y conferenciante en diversos cursos, congresos y másteres.

Con mi pequeña familia, mi mujer Noemí y Martina, decidimos dejar nuestra vida en Girona y continuar la aventura en una isla.

La vida nos ha dado la oportunidad de vivir aquí en Mallorca.

Al poco de tomar esta valiente decisión, descubrí que una parte de mi familia de origen era mallorquina, así que seguramente no ha sido una casualidad llegar aquí. Desde que llegamos solo tengo palabras de agradecimiento para todas las personas que nos hemos ido encontrado, por la fantástica acogida, calor y cariño y por el regalo de haber descubierto esta escuela donde dan prioridad a la persona y donde Martina puede ser Martina.

Gracias por hacerme un sitio y poder contribuir a que todos los niños y niñas munanis tengan mayor salud.