Aprendiendo a estar sanos con una alimentación consciente.

“Cuidando lo que comes, cuidas cómo piensas, cómo sientes y también lo que eres”.

Mario Alonso Puig.

Antje de Boer, vivía en Ámsterdam junto a su familia cuando el ejército nazi decretó el embargo de bienes y alimentos en todo el territorio ocupado de los Países Bajos.

Aquel Septiembre de 1944, fue también cuando Antje supo que estaba embarazada. Como otros holandeses, ella sufrió la hambruna que devastó Holanda durante el “Invierno del Hambre”. Un invierno largo y feroz que acabó con más de 20.000 personas.

Pero Antje sobrevivió al brutal embargo. Y un mes después de la liberación de los Países Bajos, a finales de la II Guerra Mundial, dió a luz a Niek. Un bebé rubio y llorón de mejillas sonrosadas.

En 2017, Niek es ya un adulto. Y como a muchos otros de su generación, le han diagnosticado obesidad y diabetes. Los estudios científicos demuestran que el estrés que Antje sufrió durante su embarazo, hicieron que su cuerpo preparase a Niek para sobrevivir al hambre. Si a eso le sumamos una vida sedentaria, el estrés cotidiano y una alimentación centrada en “alimentos” procesados y comida rápida, el cóctel para la precaria salud de Niek está servido.

Los humanos estamos “programados” para no morirnos de hambre. Para estar sanos.

Acumulamos grasa gracias a nuestros prehistóricos genes ahorradores, que se adaptaron para hacernos sobrevivir. Pero hoy en día, en nuestro mundo “hiperhigiénico, seguro y civilizado”, son una desventaja.

“Niños sanos, adultos sanos” es el reto que nos ocupa en Noviembre. No es normal estar siempre enfermos, y tampoco medicarnos. No es normal que tu hijo sea alérgico, tenga asma, sea “atópico” o tenga obesidad.

Durante este mes contamos en la escuela con la energía y el apoyo de Xavi Cañellas. Xavi es especialista en psiconeuroinmunología clínica, investigador y divulgador. Es también co-autor del libro “Niños sanos, adultos sanos”. Pero también es un Papá Munani comprometido con la salud y la alimentación de nuestros pequeños. En su conferencia de día 9 de Noviembre nos habló de cómo, a través de una correcta alimentación, podemos programar el sistema defensivo de nuestros hijos para que actúe como una fuente de energía, y no de enfermedad.

Además, durante este mes, iremos implementando los consejos de Xavi sobre alimentación consciente y saludable en nuestros menús del comedor.

Nuestro cocinero Biel también tendrá un papel fundamental en el reto de este mes. Y junto con Xavi, impartirá un taller práctico (showcooking) en el que las familias asistentes podrán degustar las recetas que ellos elaboren.

La alimentación influye en la inteligencia, la memoria, la capacidad de aprendizaje y el estado de ánimo de pequeños y mayores.

Por eso, muy especialmente este mes, nos encantaría que te unieses a nuestro reto. Que comentases con nosotros los hábitos saludables que practicáis en casa. 

Nos importa la salud y la alimentación de nuestra comunidad, y en Noviembre nos comprometemos con ellas.

¿Te sumas?

¡Que la fuerza de la alimentación consciente os acompañe!